Excel me hizo pobre: análisis literario

David contra Goliath.  Obra de Caravaggio. Imagen:  Galería Borguese, Roma.

David contra Goliath. Obra de Caravaggio.
Imagen: Galería Borguese, Roma.

Pero la vertiente más curiosa es la literaria.  En apenas media docena de párrafos podemos ver resumida parte de la literatura occidental.  Concretamente la basada en el ciclo de héroe.
En un primer momento, nuestro héroe Thomas, se plantea hacer un trabajo.  El trabajo trata sobre la pobreza causada por unas medidas basadas en los resultados de unos importantes economistas.  Eso es meterse en la cueva del dragón, ¡con lo bien que le iba como estudiante!
Seguro que Thomas tuvo muchas dudas cuando sus cálculos no coincidían con los de los prestigiosos economistas.  Es el momento en el que el héroe puede flaquear y abandonar la aventura.  O mucho peor, puede unirse al enemigo.
Pero Thomas es nuestro héroe, si hubiese cedido no sabríamos su historia.  Así que fue a ver a su mentor, el profesor Pollin.  Este mago consultó con otro colega Ash.  Juntos crearon el contraconjuro.  Nuestro héroe consigue un mentor que lo guiará.  Otros mentores fueron Merlín para Arturo, Albus Dumbledore para Harry Potter o Alfred Pennyworth para Batman.
La determinación de Thomas y el buen hacer de sus protectores arrojaron luz en medio de las tinieblas.  Y los monstruos Reinhart y Rogoff, que habían sido hechizados por un poderoso y malvado brujo llamado Excel, volvieron a ser héroes.  Pidieron disculpas.  Y vivieron felices.  Mientras los aldeanos a los que habían quemado sus casas y habían comido a sus hijos bailaban felices entre incendios y funerales.

Bruce Wayne, alterego de Batman y Alfred su mentor. Imagen:  Película "El caballero Oscuro", http://blogs.elcomercio.pe

Bruce Wayne, alterego de Batman y Alfred su mentor.
Imagen: Película “El caballero Oscuro”, http://blogs.elcomercio.pe

Excel, no tiene ni padre ni madre, ni amigos que lo consuelen.  Es un monstruo surgido de la nada.
Esta historia evoca relatos como:

  • David contra Goliat, relato bíblico:  En este caso Thomas Herndon es David.  Joven, inexperto, pero valiente y decidido.  Reinhart y Rogoff son Goliat; fuertes, poderosos, conocedores de su fuerza.  David vence a Goliat.
  • Arturo y Merlín; James Bond y Q; o Batman y Alfred:  Thomas Herndon interpreta en este caso el papel del héroe y Pollin, su profesor, el del mentor que ayuda al héroe cuando la empresa es harto compleja.
  • También se contagia de la tradición cristiana del diablo.  Mientras que la psicología moderna pretende culpar al individuo de sus actos; la tradición del diablo salva el honor del crápula cargando la culpa en los demonios que le poseen.  En este caso la culpa no es de quien no sabe usar una hoja de cálculo, si no de ese demonio al que llamaremos Excel por no ser “sabido usar”.
Balrog, el temible demonio desenterrado por los enanos de Moria, en "El Señor de los Anillos". Imagen: http://lordismo.blogspot.com.es

Balrog, el temible demonio desenterrado por los enanos de Moria, en “El Señor de los Anillos”.
Imagen: http://lordismo.blogspot.com.es

Es curioso, cuando estudiaba por un lado estaban los de ciencias y por otros los de letras.  Éramos individuos que al igual que la materia y la antimateria no podíamos coexistir en el mismo espacio.  Y sin embargo, hoy me doy cuenta que la ciencia y las letras están tan próximas.  Para algo tenía que servir una crisis mundial mal llevada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *