Storytelling, 1

Mary Poppings: "Con un poco de azucar que os dan, ..." Imagen: http://www.formula-internacional.com

Mary Poppings: “Con un poco de azucar que os dan, …”
Imagen: http://www.formula-internacional.com

Lea estas diez palabras, e intente memorizarlas.  Voy a demostrarle que tengo razón.

Una vez las haya memorizado, continúe con el artículo.

“Puerta. Pie. Calabaza. Azul. Miel. Triste. Galleta. Conejo. Cantando. Abedul.”

Storytelling es el anglicismo con el que se define algo que todas las culturas, desde los albores de la palabra, vienen usando: contar historias.

En el proceso de comunicación existe un emisor, un receptor, un mensaje y un contexto, entre otros muchos elementos.

Manuel quiere salir con Rosa.

Manuel es el emisor que desea compartir su intención de ir al cine con Rosa, por el momento esa idea está en la cabeza de Manuel.

Manuel codifica su idea en un mensaje que transmite a Rosa, tal vez le escribe un email o la llama por teléfono.

Ahora Rosa decodifica ese mensaje y lo convierte en una idea en su mente.

¿Ahora Rosa comparte la misma idea que Manuel? ¡Pues no!

"Soy Íñigo Montoya y tú mataste a mi padre.  ¡Prepárate a morir!". Mítica frase de Íñigo Montoya (Mandy Patinkin) en "La princesa prometida" de William Goldman.  Un cuento de princesas para adultos. Imagen: http://paedebaladre.blogspot.com.es

“Soy Íñigo Montoya y tú mataste a mi padre. ¡Prepárate a morir!”.
Mítica frase de Íñigo Montoya (Mandy Patinkin) en “La princesa prometida” de William Goldman. Un cuento de princesas para adultos.
Imagen: http://paedebaladre.blogspot.com.es

Hay un elemento adicional, el contexto.  El contexto es el entorno que rodea a los dos elementos, en este caso a Manuel y a Rosa.  Pero también hay un contexto privado para cada uno de ellos.

El contexto global puede ser que compartan un mismo centro de estudios, de trabajo o grupo de amigos.  Y el status que cada uno de ellos tengan en ese entorno.

Pero además cada uno de ellos tiene unas circunstancias propias.

A Manuel le gusta Rosa, eso parece lógico.  ¿Pero a Rosa le gusta Manuel? ¿Qué piensa Rosa de Manuel? ¿Piensa que es un payaso, alguien interesante, un oportunista? ¿Qué piensa Rosa de las personas que visten como Manuel, a pesar de no conocer a Manuel? ¿Qué opinión tiene quien trabaja en la empresa de Manuel, y la hace extensiva a Manuel?

Si Manuel no tiene en cuenta el entorno, Rosa está en lo cierto: Es un payaso.

Cuando recibimos un mensaje, este puede ser como una píldora deforme y amarga.

Si Rosa nunca pensó que Manuel estuviese interesado por ella, tal vez entienda que Manuel pretende quedar con ella y con más amigos.  Rosa ha cambiado la forma de la píldora a algo que ella considera probable.  Manuel ha perdido el tiempo y Rosa es víctima de un mal entendido.

También puede ser que a Rosa no le seduzca la idea de quedar con Manuel.  En este caso la píldora es amarga, Rosa no la querrá tomar.  Manuel tendrá que ponerle azúcar.  Envolverla en algo más atractivo.

Lo mejor que puede hacer Manuel es contarle un cuento a Rosa.

Jaco y Wilhelm Grimm. Imagen:  http://algundiaenalgunaparte.wordpress.com

Jaco y Wilhelm Grimm.
Imagen: http://algundiaenalgunaparte.wordpress.com

Un cuento ocurre en un lugar muy, muy lejano, hace mucho, mucho tiempo.  Tanto Manuel como Rosa compartirán la perspectiva de ese lugar.

Manuel queda con Rosa para hacerle la propuesta.  Rosa está apoyada en un árbol, Manuel se acerca y se retira.  Manuel está más lejos del árbol que Rosa.  Sus perspectivas del árbol son diferentes.  Pero el horizonte está igual de lejos para los dos.  Igual que lo está la historia que Manuel le contará a Rosa.  Una historia de príncipes y princesas, y de lo feliz que será la princesa al lado del príncipe.

Rosa escuchará a Manuel. Rosa no interpretará la historia de Manuel.  Rosa está de acuerdo en que la princesa debe estar al lado del príncipe.  La píldora mantendrá su forma y sabor, la píldora habrá hecho su efecto.  Cuando Rosa ya la haya tomado, Manuel le inducirá a encontrar el paralelismo.  Rosa deberá luchar contra sus recién adquiridas convicciones para negarle a Manuel salir.

Manuel ha conseguido su objetivo.

Por cierto, ¿qué tal va lo de recordar las palabras?  ¿Podría volver a recitarlas de memoria?

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *