Los códigos de barras: Ventajas e inconvenientes

Imagen: http://4.bp.blogspot.com

Imagen: http://4.bp.blogspot.com

El código de barras es una forma de escribir información para que un lector óptico pueda interpretarla.

Se usan porque permiten asociar información almacenada en un sistema informático con un algo del mundo real.  P.e. un producto, en el caso de los supermercados; una persona, en el caso de los accesos a recintos; etc. …

Si lo comparamos con una nota escrita con un alfabeto humano la ventaja es que el código de barras es leído muy rápidamente por un ordenador.  Por el contrario, siempre necesitaremos de un lector para poder interpretar la información.

Pero la rapidez compensa la desventaja.

Comparado con una señal de radiofrecuencia, el código de barras exige que el lector tenga contacto visual con el código.  En un carrito de la compra un lector de código de barras no podría leer todos los códigos, porque algunos estarían ocultos por otros productos.  Un lector RFID sí podría hacerlo.

Tag de Radiofrecuencia.Imagen: http://ayuda.egafutura.com

Tag de Radiofrecuencia.
Imagen: http://ayuda.egafutura.com

Sin embargo, el soporte del código de barras es cualquier superficie que hayamos podido usar para escribir información sobre le producto.  Esto es muy barato, comparado con el RFID.  Y la tecnología para hacerlo, la misma impresora y en el mismo proceso de impresión que el resto de la etiqueta, también es muy barata.

Para grabar una etiqueta RFID, también llamada “tag”,  necesitamos un dispositivo específico.  Y el código deberá ser añadido luego al producto.  Esto encarece la implantación.  Además la propia etiqueta RFID tiene un coste.

Por eso, la tecnología RFID se usa en productos caros en los que el coste RFID supone un porcentaje ridículo sobre el precio del producto.  Es el caso de teléfonos móviles, ropa.  Y se usa como control de seguridad, lo que duplica su utilidad.

O bien, en productos en los que la etiqueta RFID es reutilizada.

En una chocolatina, p.e., el coste RFID repercutiría significativamente sobre el PVP del producto.  Y, posiblemente, el vendedor de chocolatinas no tenga lector RFID.

Existen lectores específicos de códigos de barras; aplicaciones para móvil que permiten leerlos; e incluso aplicaciones que leer códigos de barras tomados de una fotografía o mediante una webcam; tecnología por tanto muy barata para leer y para escribir.

Lectores específicos y profesionales de códigos de barras.Imagen: http://www.logismarket.es

Lectores específicos y profesionales de códigos de barras.
Imagen: http://www.logismarket.es

Por otro lado, comienza a despuntar en los nuevos smartphone la tecnología NFC.  NFC (Near Field Communication) es una tecnología de corto alcance y alta frecuencia.  Que corresponde con la tecnología RFID de los tag de 13.56 MHz.  Además de para la lectura y escritura de tag, se usará para el pago con móvil.  Pero el tag es mucho más caro y complejo de adquirir que un paquete de folios.

Por estas razones considero que el RFID y el código de barras coexistirán durante mucho tiempo y que a corto/medio plazo , como poco, el código de barras seguirá usándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *