Los códigos de barras, Cómo trabajar con ellos.

El código de barras codifica información para que un lector informático pueda leerla fácilmente.

En principio en un código de barras podemos poner la información que deseemos, pero la experiencia enseña a ser prácticos.

Un ejemplo

Suponga que tenemos que diseñar una etiqueta para identificar un embalaje que contendrá latas de conserva.

Queremos que esta etiqueta nos permita conocer:

–          Producto: id = “9898989898989“.

–          Cantidad: 20 unidades.

–          Trazabilidad de almacenamiento, hasta su llegada al supermercado: 2 días en almacén 04, 9 días en almacén C9, 20 días en almacén J0.

–          Supermercado de destino: “MEJORPRECIO_VALENCIA”, At. Jefe Almacén Sr. Manuel Moncada, C.P. 46001, Valencia. Código 460034.

Mi propuesta para que el almacén logístico genere la etiqueta es la siguiente:

Etiqueta de ejemplo

Etiqueta de ejemplo

Producto y cantidad: lo escribiremos con un código EAN128 (GS1-128), con la especificación de un Code 128.  Este código de barras añade un identificador de qué tipo de información almacena.  Si el producto tiene como identificación “9898989898989”, el EAN128 agrega “02” para indicar el artículo y “37” para indicar cantidades.  Este primer código de barras sería: “02”+producto+”37”+cantidad = (02)9898989898989(37)20 = 0298989898989893720.

Tenemos que registrar la trazabilidad de todos los almacenes por los que pasa este contenedor.  Consecuentemente en cada uno de ellos habría que manipular la etiqueta.  Esto es costoso y puede producir un cambio de etiquetas accidental.  Por eso esta información no la ponemos en la etiqueta.  Identificaremos la caja con un número único y con este número se podrá consultar los almacenes y condiciones por las que ha pasado en el sistema informático.  Si la caja tiene como numeración 343434, se agrega un nuevo código EAN128 de contenedor, el código es “01”: (01)343434 = 01343434.

Podríamos haber agregado esta información al código EAN128 que ya teníamos, pero la dimensión hubiese sido excesiva, y difícil o imposible de leer para algunos escáner.  Además este tipo de códigos, por definición del propio código, acepta un número máximo de dígitos de información.

Para el supermercado de destino usaremos dos códigos de barras, uno de ellos bidimensional.

El primero será un Code 39, y tendrá codificada la identificación de la tienda, 460034.

El segundo será un QR, bidimensional, y contendrá toda la información de destino; supermercado, dirección, receptor, etc.

La etiqueta con cuatro códigos de barras con diferentes especificaciones hace que cada escáner discrimine la información que no necesite y lea sólo aquella que le atañe.  Si está en una cinta clasificadora, leerá el Code 39 para saber en qué camión cargar la caja.  Si el código es leído para el control de calidad identificará los Code 128 para verificar, por el peso unitario del producto y la cantidad, si la caja está bien formada.

Una aclaración:  EAN128, ahora llamado GS1-128 (qué información hay), define la información que debe obtenerse del código de barras.  Code 128 es la especificación de las barras y huecos (cómo se escribe la información).

Consideraciones

Cuando use un código de barras debe considerar lo siguiente:

Al lado del código de barras debería escribir la información que porta.  Si se estropea el código o no se dispone de lector no será posible descifrar el contenido.

Generar un código de barras es barato, pero se necesita un software, una impresora, un soporte (papel de etiquetas) y una información (probablemente de una base de datos).  Esto conlleva un coste en material informático, comunicaciones, mantenimiento y espacio que ocupa el conjunto.  No es conveniente poner esta infraestructura en medio de una zona destinada al trasiego de mercancía.

El código de barras ocupa un espacio.  Amontonar códigos en una etiqueta o conseguir etiquetas con dimensiones como para embalar el producto no son recomendables.

Para que una etiqueta sea leída la etiqueta no debe estar arrugada o doblada.

Lo adecuado, salvo excepciones analizadas, es que el código de barras tenga la misma vida útil y sin alteración que el embalaje que identifica.

Aclaraciones

Esto es solo un ejemplo, forzado, para explicar algunos aspectos del uso del código de barras.

La configuración ideal la conseguirá cuando analice para qué necesita los códigos de barras en su almacén y en función de la gestión que haga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *