Fr€€ no es grati$, y V

Con todo esto espero haberle mostrado porqué “gratis” lleva un coste asociado.

Y todo para acabar pegado a una silla frente a un ordenador. ¡El mundo está loco!
Imagen: http://2.bp.blogspot.com

Una de mis vertientes profesionales es la formación.  Cuando empecé como profesor no comprendía porque había gente que cuando quería aprender algo tan simple como Word, o Excel y en vez de comprarse un libro, buscaba un centro de formación.

Poco a poco lo fui entendiendo:  compraban tiempo.  Un libro puede ser mucho más barato que un curso, pero lleva más tiempo entenderlo para un neófito.

Usted puede ser capaz de instalar su tienda con software gratuito, pero habrá invertido tiempo.  Para decidirse a contratar a un experto y no lamentarse del precio, considere en cuanto tiempo haría usted la instalación y cuanto dinero podría ganar en ese mismo periodo si lo dedicase a su negocio.  Compare, y tome la decisión.

Permítame también darle unos consejos muy útiles, que le ahorrarán dinero y quebraderos de cabeza.

Tenga claro qué quiere y para qué lo quiere.  Los proyectos de programación se bloquean y encarecen porque el cliente se va dejando llevar por la evolución del desarrollo.

Si contrata los servicios de una empresa de software, busque a alguien en su empresa que controle las evoluciones del trabajo.  Alguien que conozca su empresa y tenga nociones de informática.  Si no lo tiene, contrátelo al margen de la empresa que le ofrece el servicio.  Nunca junte al controlador y al controlado en la misma figura.  El proyecto no terminará, siempre necesitará alguna mejora y por supuesto más dinero.

¿Pediría al abogado de la empresa con la que tiene una disputa para que le aconsejase qué acción tomar?  Pues lo mismo.

Déjese aconsejar por los buenos profesionales.  Usted conoce su negocio, y ellos el suyo.  Descargar películas de Internet  no hace a nadie analista programador.

No es mi intención desanimarlo.  En el artículo no me he decantado por ninguna opción, me he limitado a enumerarlas y mostrar alguna de las consecuencias que conlleva su uso. Es sencillamente la realidad con la que se va a encontrar cuando desee un programa y tenga que decantarse por un modelo de producción de software u otro.  Además, pesará mucho en la valoración del programa la atención recibida por quien lo vendió o le atendió en el servicio postventa;  llámese partner, informático freelance, dependiente o comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *